Finanzas
Sandrews > Blog > Finanzas > Tengo que vender para comprar: la hipoteca puente

Tengo que vender para comprar: la hipoteca puente

28/07/2022 | Finanzas

La hipoteca puente permite obtener financiación en la compra de una nueva casa sin haber vendido todavía la antigua. Aquí te explicamos un resumen de las ventajas y requisitos que requiere.

EL CONTEXTO: Te estás pensando cambiar de casa, llevas días mirando y por fin has encontrado tu casa ideal, pero hay un problema: tienes que vender tu casa actual para poder comprarla. En este caso, la hipoteca puente puede ser de tu interés. Este tipo de financiación te permite comprar la nueva casa sin haber vendido aún la antigua, y de normal dispondrás de un plazo de 5 años para venderla.

 

Definición: hipoteca puente

Una hipoteca puente es un tipo de financiación creado específicamente para personas que se quieren cambiar de casa, pero antes tienen que vender la suya para poder comprar la nueva.

 

 

Función: hipoteca puente

La hipoteca puente agiliza el proceso de cambio de casa cuando dependemos de vender la antigua. Una de las condiciones es que la casa antigua no tenga hipoteca o le quede un capital pendiente muy pequeño. Una vez efectuada la hipoteca puente, el banco establecerá un periodo, que de normal oscila entre los dos y cinco años, para venderla.

 

Como se hace la hipoteca puente

Inicialmente se partirá de la situación en la que ya se tenga contratada la hipoteca (sobre la casa antigua). Seguido, el banco concede un nuevo préstamo de dinero con el que comprar la casa nueva. En consecuencia, el cliente se compromete a vender la vivienda en un plazo estipulado y, una vez se ha realizado la venta se devuelve el préstamo correspondiente a la vivienda antigua, continuando con el pago correspondiente al préstamo de la nueva vivienda.

 

¿Como puedo conseguir una hipoteca puente?

Para conseguir una hipoteca puente te aconsejamos que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • Suelen prestar un máximo del 80% del precio de tasación. En este caso, sin embargo, se trata de la tasación de ambos inmuebles. En función de las condiciones de compra y de si hemos amortizado ya gran parte de la hipoteca de la primera vivienda, podríamos llegar a costearnos la compra de la nueva propiedad en su totalidad, como si tuviéramos una hipoteca al 100%.
  • Dependiendo de la entidad bancaria y de las condiciones específicas que se puedan establecer. En la mayoría de los casos, lo más habitual es que mientras se está vendiendo la primera propiedad exista un periodo de carencia del capital de la hipoteca, con lo que solo se pagaría la parte proporcional a los intereses. Una vez vendida la primera casa, se procederá al pago habitual de las cuotas (que incluye tanto la amortización del capital prestado, como intereses).
  • En estos casos lo más común es que al amortizar deuda por adelantado como consecuencia de la venta de la primera vivienda, no se cobre comisión por esta operación. Aún así, estas condiciones pueden variar en función del contrato que firmen.
  • Debido al alto nivel de endeudamiento que conllevan este tipo de hipotecas, los bancos suelen exigir un alto nivel de solvencia al cliente.

 

¿Aún tienes que vender tu casa para poder comprar una nueva? La hipoteca puente puede que sea tu solución.

¿Quiere estar informado sobre nuestras novedades?

APIS HOMOLOGADOS DE:


© Copyright 2022 Sandrews - Todos los derechos reservados.